Tienen derecho a manejar tranquilos

Perú no está libre de los accidentes de tránsito. En realidad, creo que tenemos más accidentes que los que se considerarían normales en otros países. Aunque hoy quería llamar tu atención sobre el tema, enfocándome en el punto de vista del conductor.

Perú es un país geográficamente diverso: tenemos costa, Andes y la selva amazónica. Climas muy calurosos y muy fríos, muy húmedos y muy secos por igual. Mantener las pistas y carreteras en buenas condiciones puede llegar a ser complicado.

Y a ello necesitamos sumar que tenemos una sociedad bastante informal donde el peatón cruza como puede y cuando quiere, y donde el conductor «mete el carro no más» a veces de forma bastante temeraria.

Y a ello hay que sumarle que hay muchos motociclistas y ciclistas.

Para tener un Perú mejor necesitamos ir asumiendo nuevos roles en nuestra forma de recorrer nuestras calles:

El Estado y los alcaldes necesitan dar «ese pasito extra» y garantizarnos pistas en buen estado en todo momento. Las pistas agrietadas o con baches retrasan el tráfico y causan accidentes.

A estas alturas de la modernización de nuestra sociedad, las ciclovías ya son obligatorias. Y no solo ciclovías, sino también estacionamientos adecuados para los ciclistas.

Necesitamos aceptar que aquello de «no pasa nada» no es cierto. Manejar tras haber bebido es algo que simplemente no se puede hacer. Manejar más rápido que lo normal es pésima idea.

Necesitamos reconocer el derecho de los conductores a manejar tranquilos, sin que otro vehículo «les cierre en carro a la mala», sin que un peatón imprudente se pase la luz roja o se quede a la mitad de la pista.

Necesitamos enseñarles a nuestros jóvenes y niños que, si hay que cruzar la pista corriendo, entonces lo estamos haciendo terriblemente mal.

Y, sobre todo, necesitamos aceptar que una sociedad que tiene cientos de muertos al año por accidentes de tránsito es una sociedad que necesita, urgentemente, corregirse.

Hasta la próxima.