Se busca pensamiento crítico

La humanidad ha avanzado mucho desde aquellos inicios en los que cazábamos y recolectábamos para alimentarnos, desde que intentábamos combatir enfermedades con cantos y oraciones. Desde aque aprendimos a comunicarnos y a escribir, hemos podido pasar conocimientos de generación en generación y hemos logrado que sea innecesario que las nuevas generaciones se vean obligadas a redescubrir o aprender desde cero las cosas que los mayores ya conocían.

Y ha sido bueno.

Pero desde hace mucho también la información ha sido usada de formas inadecuadas por quienes estaban en posición de transmitirla a otros. Hay incontables casos de transmisión de verdades tergiversadas para obtener algún fin específico de ellas, e incontables casos en que la información fue publicada alimentando un punto de vista específico para lograr que la sociedad vea las cosas desde el punto de vista que otros desearon que se vea.

Muchas divisiones y guerras, en efecto, empezaron gracias a alguna de estas mentiras.

Bien, estuve pensando esta semana en qué tan vulnerables somos los peruanos a dejarnos influenciar por informaciones malintencionadas. Como en casi toda sociedad occidental moderna, lo más probable es que la respuesta sea "bastante".

¿Cómo defendernos? ¿Cómo evitar que venga otro, nos cuente un cuento y se aproveche de nosotros gracias a la mentira que nos hizo creer? La única respuesta que se me ocurre es desarrollando el pensamiento crítico, la capacidad de escuchar lo que otro nos dice, decir "un momentito" antes de creerle y salir a comprobar si lo que se dice es realmente verdad.

Para tener un Perú mejor, deberíamos ver alguna manera de inspirar esta forma de pensar en nosotros mismos y en nuestros hijos también.

Aquí les dejo la idea.

Hasta la próxima.