¿Y si separas tu basura?

Por las noches, las calles viven un ritual. Primero las personas sacan sus bolsas de basura a la calle para que esperen serenamente que el camión venga y se las lleve; y luego aparecen algunas personas que, sigilosamente y protegidos por la noche, las palparán en busca de objetos que puedan extraer de ellas, tales como papeles, bolsas, cartones y botellas.

Fueron inmortalizados por Julio R. Ribeyro en su cuento "Los gallinazos sin plumas" y hacen un bien inmenso a la sociedad, reduciendo la contaminación que nosotros irresponsablemente producimos todos los días.

Les llamamos recicladores y les debemos un 'gracias', todos, porque es inmenso lo que hacen. No imagino cómo estarían las calles si ellos no hicieran lo que hacen.

Gracias.

No obstante, debemos reconocer todos que el trabajo que ellos realizan es un trabajo sucio. Revisan nuestros desperdicios: los de la cocina y los del baño, los de nuestras compras de diario y los de nuestras ocasiones especiales, y lo hacen todos los días. Al hacerlo, se exponen a más contacto con gérmenes que una persona normal, y, lógico, a enfermedades también.

Y nosotros, a pesar de saber que son nuestros compatriotas, hemos estado siendo desconsiderados con ellos.

Por eso, desde ahora, aquí hemos decidido tener dos tachos de basura: uno solamente para reciclables: papeles, cartones, botellas de plástico y vidrio, cajas, etcétera; y el otro, "para lo demás".

Comenzamos a hacer eso a partir de esta semana y ahora sacamos dos bolsas de basura. No sé si el reciclador de la cuadra ya se dio cuenta de que le estamos haciendo las cosas más fáciles o si nos lo agradece, pero estoy seguro de que, al dejarle los reciclables listos para llevar, él se expone menos a enfermedades y estará más sano. Una pequeñez, posiblemente, pero nos hace sentir bien.

¿Imaginas el Perú de aquí a cuatro o cinco años si hacemos esto todos, todos los días? Un país completo sin recicladores enfermos significa menos trabajo para los médicos y más médicos para nosotros cuando estemos enfermos. Yo que tú, lo consideraría...

Una nota para los recicladores

Si eres reciclador y estás leyendo estas líneas, aquí en "Un Perú mejor" queremos decirte una cosa más: Hay otro tipo de persona que, igual que tú, se expone, por su trabajo, a muchas enfermedades todos los días. ¿Sabes quién es, verdad? Sí, el médico. Los médicos saben que es importante cuidar de su salud y de la de sus pacientes, así que antes de atender a cualquier persona, se pone guantes en las manos. Haz lo mismo antes de manipular basura ajena. Estos guantes cuestan menos de un sol en la farmacia donde vivo, y estoy seguro de que puedes accedes a grandes descuentos si los compras por cantidad. Yo creo que vale la pena usarlos y proteger un poco más tu salud. Espero que sirva la sugerencia.

¡Hasta la próxima!