¿Trabajas como corresponde?

El artículo de esta semana lo quería dirigir a todas aquellas personas que trabajan en el Perú, y principalmente a aquellas que atienden a público o empresas. La pregunta abierta que quiero lanzar es la siguiente: ¿Están trabajando como corresponde?

Y la pregunto porque más de una vez llegué a un acuerdo con la persona que iba a realizar un trabajo o servicio para mí solo para recibir como excusas después.

+ A veces tuve que esperar un rato para que le dieran "los últimos ajustes".
+ A veces me contestaron que estaría listo "en cinco minutos".
+ A veces me preguntaron si podía regresar en unas horas o al día siguiente, "porque tuvieron una demora".
+ A veces estaba listo, pero simplemente estaba mal hecho.
+ A veces ni siquiera me contestaron el mensaje de correo electrónico que les envié.

¿Te ha pasado? Es probable.

Para tener un Perú mejor para todos, sería bueno que nos tomemos nuestros trabajos un poco más en serio. Un compromiso con un cliente es un compromiso con un cliente, y es algo que debe cumplirse haciendo las cosas bien de principio a fin. Las excusas y las demoras no son parte del vocabulario de gente seria o que progresa. No debería ser parte del vocabulario peruano. No debería ser parte de tu vocabulario tampoco.

Hasta la próxima.