¿Cómo tener una vida mejor?

La llegada de un nuevo año, por lo general, nos invita a tener buenos deseos y propósitos: tal vez ahorrar un poco más, bajar de peso, dejar de fumar, hacer más deporte, aprender un nuevo idioma, ganar más dinero en el trabajo… Las posibilidades son tantas como peruanos somos en la Tierra.

Una vez superada la celebración del año nuevo, el 1º de enero, la vida regresa a su normalidad y todos esos anhelos y deseos suelen quedar un poco atrás. Muchas veces pasan al olvido después de tan solo un mes. Y es una pena, porque casi siempre las ideas eran buenas. ¿Qué falló?, ¿tan fuerte es el poder de la costumbre? Creo que los sueños fallan porque convertimos los anhelos en ideales, y es algo que me gustaría invitarte a cambiar con este artículo, porque a veces lo único que necesitas para tener una vida mejor es que te muestren que esa posibilidad existe:

+ En Perú, hablamos de tener una patria donde se respete la ley. Bien, esa realidad existe.
+ Hablamos de caminar tranquilos y tranquilas por las calles, sin delincuencia, sin irrespetuosos. Bien, esa realidad existe.
+ Hablamos de calles sin basura. Bien, esa realidad existe.
+ Hablamos de tener menos información inútil en los medios de comunicación. Bien, esa realidad existe.
+ Hablamos de poder estar sanos en la medida de nuestras posibilidades. Bien, esa realidad existe.
+ Hablamos de ganar más en el trabajo, tener más clientes o progresar como empresa. Bien, esa realidad existe.
+ Hablamos de la necesidad de tener mejores maestros para que los alumnos aprendan mejor. Bien, esa realidad existe.
+ Hablamos de tener más tiempo en casa, para pasarlo con los hijos, la pareja o los amigos. Bien, esa realidad existe.

Lo único que necesitas para convertir estos sueños en realidades es dejar de pensar que son solo sueños y volverlos objetivos. Cuando sean objetivos, verás cómo solo, sin que te des cuenta, irás convirtiendo esos objetivos en planes, esos planes en acciones y esas acciones en metas cumplidas.

Inténtalo este año. Verás que te resultará de maravilla.

Hasta la próxima.